Ser Periodista ¿es tan fácil como aparenta? | Steades
     
30 December, 2018

Ser Periodista ¿es tan fácil como aparenta?

Por Gabriela Marmori (19 años)

Conducir un noticiero televisivo, ser reportero de algún canal renombrado, tener un programa radial y volverse famoso son ideas que suenan atractivas, tanto que llevan a muchos a optar por la carrera de Comunicación.

Pero ¿de qué se trata realmente el periodismo? ¿De mostrar una linda imagen ante las cámaras o de estar disponible para cubrir una noticia a cualquier hora del día?

Estar en algún programa radial o televisivo parece a primera vista divertido y agradable, sobre todo cuando uno aún no decide qué carrera seguir. Atraídos por ese espejismo que tan solo representa la puntita del iceberg, muchos optan por estudiar Periodismo. Sin embargo, cuando de a poco se entra a este mundo, se percibe que no es tan sencillo como aparentaba y que en realidad requiere de un gran sacrificio y esfuerzo.

Estar disponibles a cualquier hora del día para cubrir algún hecho que suceda, tener la rapidez mental para redactar una noticia en minutos, conocer por lo menos un poco de cada tema, pasarse la vida leyendo para intentar alcanzar el nivel de quienes ya están consolidados y parecen saberlo todo, emitir opiniones responsables y de esa manera formar el pensamiento de una sociedad entera, ¡uf!, y tantos otros ejemplos que se gastarían hojas mencionando más.

Mirando la situación desde esa perspectiva, las cosas se ven muy diferentes y el panorama se torna pesado y difícil, no obstante varios alumnos continúan porque sienten que lo van a lograr. Como en toda profesión empezar es lo que más cuesta, ni que decir cuando la gente te desanima con sus comentarios malintencionados.

Nace la discusión, ¿se necesita estudiar para ser periodistas o se puede buscar directamente la experiencia? Sin duda, la práctica constituye un factor vital para convertirse en buenos profesionales, lo cual no implica que la teoría y los conocimientos dejen de ser importantes. Ambos deben combinarse para lograr resultados óptimos. Si no fuera así, ¿de qué sirven las universidades? Es decir, ¿acaso los alumnos desperdician el tiempo acudiendo a ellas?

Ninguna capacitación es vana a no ser que el propio alumno la desaproveche, las barreras y obstáculos aparecen en todos los ámbitos de la vida; el poder superarlas ya depende de la voluntad de cada uno. Quien ame su carrera y tenga la vocación necesaria, sin duda, logrará alcanzar un gran nivel de profesionalismo.

Drop Us A Line.

Need help? Write to our award-winning support team 24/7