6 April, 2019 steades

¿La Difamación en redes sociales es delito?

Los que venimos trabajando a través de años en las redes sociales, en algún momento nos hemos topado con comentarios lesivos, publicaciones difamantes, y hasta agresiones muy subidas de tono por algunos hater; se atribuyen calidades, cualidades,  conductas, situaciones, simple y llanamente con el ánimo de causar un perjuicio a la persona a quien van dirigidas dichos comentarios, publicaciones, notas, etc., pues a sabiendas que dichos comentarios lesivos son expuestos ante miles de usuarios, los autores lo hacen, de hecho se han visto noticias de suicidios de adolescentes por difamaciones difundidas a través de las redes sociales.

La Ley y regulaciones, de cualquier país en el mundo, protege el honor y la buena reputación de las personas, implementando mecanismos de defensa para quienes son agraviados por una difamación.

La Difamación propiamente dicha, se comete cuando ante varias personas, reunidas o separadas pero de manera que pueda difundirse la noticia, se atribuye a una persona un hecho, una cualidad o una condición que pueda perjudicar su honor o reputación. Esta conducta difamatoria, además debe estar revestida por: a) imputación de un hecho, calidad o conducta que pueda perjudicar el honor o la reputación de una persona, b) La difusión o publicidad de la imputación y c) el “animus injuriandi” o “animus difamandi”, es decir el dolo, consistente en la conciencia y voluntad de lesionar el honor mediante la propagación de la noticia por cualquier medio.

En consecuencia, la difamación es una conducta antijurídica de connotación penal en casi todo los actos que también puede cometerse (y de hecho se está cometiendo) a través de las redes sociales como Facebook, Instagram y Youtuber que desde nuestro punto de vista es muchísimo más grave que hacerlo por otros medios (entiéndase radio, televisión, prensa escrita), por cuanto la cantidad de personas ante quien se expone esta difamación sobrepasa por lo menos las cinco mil personas al día (que es el número máximo de amigos que uno puede tener en su lista, en Facebook por ejemplo), pero estos números pueden sobrepasar al millón en solo horas dependiendo el lugar donde se publique el contenido difamatorio.


No olvidemos que el derecho de expresar nuestras opiniones libremente, termina cuando comienza el derecho del prójimo a que se le respete su honor y buena reputación;  ergo, no se debe utilizar las redes sociales para estos actos ilícitos-difamantes.

La legislación de los países de habla hispana o no, regula la difamación y establece mecanismos para la defensa de los ofendidos, así por ejemplo tenemos  en Peru, en Mexico, en Ecuador , en Colombia, siendo que de la rápida revisión de estas leyes, claramente podemos deducir que la difamación es un delito. Sin embargo Estados Unidos posee normativas mucho más estrictas ante estos casos antes las miles denuncias de bullying y sus regulaciones contra esta conducta que podría llevarte a prisión por un largo periodo.

Como usuarios de las redes sociales tenemos la obligación de cuidar muy bien nuestro vocabulario, nuestras expresiones, nuestra conducta en las redes sociales, pues podríamos ser autores o víctimas de este delito penal, desde nuestros escritorios en Chicago, Illinois los incentivamos a denunciar al acoso por parte de otros usuarios en las redes sociales, es allí nuestra siguiente denuncia pública sin fines de polarizar y mucho menos “pagar con la misma moneda”.

¿La Denuncia?

En víspera del año nuevo 2019, la profesional Annyfer Linares, T.S.U del Colegio Universitario Monseñor Talavera en Caracas – Venezuela denunció de manera pública y difamatoria esta agencia con screenshot. Ella publica mensajes en el muro de dos de los grupos más influyentes entre la comunidad de diseñadores y creativos de Facebook en Latinoamérica, (Diseño gráfico y trabajoen los que se lanzan agresiones y hasta acusaciones penadas por la ley como es el hurto de material intelectual, cargos dirigidos hacia el Director Creativo y CEO de Steades Inc.. ¿Qué medidas debe tomar él para evitar que estas amenazas se sedan?

La red social de Mark Zuckerberg tiene un conjunto de políticas que definen qué contenido se puede compartir y qué tipo de medidas se pueden tomar en caso de insultos, calumnias difamaciones y bullying. Estas Normas Comunitarias son el manual de conducta de la red. El asunto es que muchos usuarios, incluyendo a esos que estén siendo víctimas de este tipo conductas en las redes sociales masivas, no conocen este manual y no saben qué acciones se pueden llevar a cabo. En últimas, ¿qué considera ofensivo Facebook?

La plataforma establece que es ofensivo el contenido que ataca a las personas por su raza, origen étnico, nacionalidad, religión, sexo, identidad de género, orientación sexual, discapacidad o enfermedad.

No obstante, se permite el humor o la sátira, dentro de ciertos límites. Tras una posible intención destructiva hacia otra persona, la plataforma revisa detenidamente los reportes de lenguaje intimidatorio para identificar amenazas graves para la seguridad tanto pública como personal entre estas responsabilidades por parte de Facebook Inc. es compartida por los creadores de contenido o en su defecto a los autores y/o administradores de los grupos de contenido público, como lo son Daniel Martin MoralesOscar Alcalá, administrador de Diseñadores Gráficos Venezolanos y Latinoamérica, otro de los grupos de Facebook que también se viralizo el contenido.

 

 

 

Cómo se reporta

Ahora bien, ¿qué hacer si se está siendo víctimas de insultos, amenazas y otro tipo de agresiones en Facebook?

Primero debe recopilar todas las pruebas posibles: desde capturas de pantalla hasta fotos donde puedan leerse de forma clara los insultos, agresiones o cualquier otra conducta que pueda considerarse amenazas. También se pueden guardar las conversaciones que se hayan tenido por el chat, así como notas de voz o llamadas que sirvan de evidencia para diligenciar una denuncia.

Y, segundo, es importante ponerlo en conocimiento de la red social para que esta proceda a tomar las medidas necesarias.

Para ello, lo que debe hacer es dar clic en la opción ‘reportar’ que aparece al desplegar el menú que está ubicado junto a la publicación, foto o comentario. Una vez que se seleccione esa opción, la red social lo guiará a través de un asistente con los recursos que pone a disposición y posibles soluciones para atender la situación.

Si el denunciante sigue sin solucionar su problema, Facebook también pone a disposición un servicio de ayuda con más herramientas para atender las conductas abusivas dentro del Centro de Seguridad de la página.
Para mayor información siga este enlace: bit.ly/18Lp85r

Si lo anterior no da resultados o si desde un principio el asunto es muy grave, es mejor iniciar acciones legales, acudir a la Policía Nacional o interponer una denuncia de forma verbal o escrita mediante una breve descripción de cómo sucedieron los hechos en las salas de recepción de denuncias de la Fiscalía General de la Nación.
Tenga en cuenta que cualquier delito establecido en el Código Penal aplica también en las redes sociales.

Cómo nos declaramos

Inocentes, si partimos del análisis el contenido en ningún momento nos acreditamos el desarrollo de las piezas gráficas a discusión, para ellos utilizamos www.freepik.es, qué es un motor de búsqueda que ayuda a los diseñadores gráficos y de web a localizar fotos de alta calidad, imágenes vectoriales, ilustraciones y archivos PSD para sus proyectos creativos, al mismo tiempo utilizamos el motor de búsqueda más grande del mundo, Google. Desde allí pautamos el contenido y tomamos de referencia algunas piezas gráficas para promoción, (es un acto cotidiano en la publicidad), desde allí enlazamos la fotografía, posterior a este conflicto con Annyfer Linaresquisimos investigar más sobre el caso y determinar tanto la culpabilidad como ofrecer la verdadera honorabilidad del trabajo.

Nuestro equipo ingreso al behance de Linares en búsqueda de la pieza en discusión sin éxito alguno, y al igual que su portal web http://annyferlinares.blogspot.com, con fines de esclareces la autoría del diseño, pero una vez más no encontramos nada. 

¿Pero era posible que hayamos cometido un error durante la publicación?, realmente esta información no ha podido ser confirmada de manera independiente por nuestra agencia, durante nuestra preve investigación encontramos las piezas en LinkedIn, otra red social en sus últimos clic antes de morir.

 

Perteneciente a Vanessa Gomes Pereira, joven profesional de diseño gráfico, pro-activa y dinámica. En conclusión, hasta los momentos no hemos logrado confirmar el copyright del arte, pero lo que si estamos seguros es que asumiremos con responsabilidad cualquier daño que desde nuestras trincheras genere a la audiencia en común.

Get Connected.

We are always looking for new exciting projects and collaborations. Feel free to contact us.